Nuestra Sra. Virgen de Guadalupe


FIESTAS DE NSTRA. SRA. DE GUADALUPE 2012





FIESTA DE NUESTRA MADRE, BAJO LA ADVOCACIÓN DE:
NSTRA. SRA. VIRGEN DE GUADALUPE (14,15 y 16 De Diciembre 2012)


“María, mujer pobre y madre de los más pobres”




           Resulta tremendamente extraño, como esa mujer a la que tanto cariño le tenemos y a la que tanto admiramos, era tremendamente pobre y humilde, era de Nazaret, pueblo de ladrones, pobres y de gente de mala fama. Su hijo Jesús, también vive en ese pueblo humilde y pobre. Y eso que era el Hijo de Dios. Como bien dijo Él, “los pájaros tienen nido y las zorras madrigueras, pero el hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza”. Así que la pobreza y la humildad siempre estuvo presente en su vida y en la de su madre María.

Pero tampoco es menos cierto, que Jesús luchó especialmente contra la pobreza, la injusticia, la enfermedad y sobre todo contra el pecado. Se enfrentó a aquellos que utilizaban sus puestos y sus cargos, para beneficio personal y no para el bien común, para ayudar al más necesitado, para liberar al oprimido, para dar esperanza y una vida mejor a los últimos. También su madre, una vez que los discípulos continuaron la misión de Jesús, estuvo con ellos sembrando el Reino de Dios y seguro que cuidando y atendiendo con delicadeza y ternura a pobres y desvalidos.
Estos dos elementos quisiera recordarlos ahora que vivimos unos tiempos complejos, tiempos no sólo de crisis económica –aunque parezca que es el único problema- sino también de crisis de valores, de ideas, de solidaridad, de esfuerzo comunitario, para resaltar una vez más, la dignidad del pobre. No es menos valioso quien menos tiene, “pobre pero honrado” como decían nuestros mayores. Una vida más humilde, nos está llevando a todos a replantearnos lo que es importante en nuestras vidas, a mirar a la familia nuevamente, a unirnos más y a ayudarnos solidariamente. No nos sintamos avergonzados porque no tenemos dinero para esto o aquello. No vales por lo que tienes, sino por lo que eres.
Y por supuesto, nuestra confianza en Dios y no en las cosas, no nos puede llevar a olvidar que debemos mejorar el mundo en que vivimos, que debemos luchar por mejorar las condiciones injustas y la miseria de muchas familias. Debemos gritar, porque los que tienen voz y voto en los cambios, siguen haciendo oídos sordos, pues mientras reciban sus ganancias y sus “extras”, es fácil tomarse con calma las cosas y buscar soluciones a largo plazo.
María, mujer pobre y madre de los pobres, te pedimos intercedas por nosotros  para que tengamos un espíritu humilde, para que seamos hombres y mujeres austeros,  y que además seamos constructores infatigables de un Reino más justo, más fraterno y donde el amor se haga presente de verdad. A ti acudimos, en tus manos de madre nos confiamos.
Amén…
Vuestro Párroco: Quino
**************




RESUMEN DE LAS FIESTAS 2011





EDUARDO DUQUE Y LALO (DÉCIMAS A LA VIRGEN)





FIESTA DE NUESTRA MADRE, BAJO LA ADVOCACIÓN DE:
 NSTRA. SRA. VIRGEN DE GUADALUPE (9,10 y 11 De Diciembre)


SIN MARÍA, NO ESTAMOS DEL TODO "TODOS"

          El cariño que desde siempre en nuestro pueblo se le ha profesado a la madre de Jesús, María, se ha introducido afortunadamente también en nuestro barrio de San Matías. La figura de la Madre, siempre da más estabilidad a la familia, bien los sabía Jesús, que al regalarnos a su madre, bien sabía que iba a dar entereza, fuerza y equilibrio a su familia. Es cierto, que ella no es una diosa, ni mucho menos, pero la verdad es que sin ella en nuestro camino de fe, falta algo importante.

De hecho, hay un acontecimiento histórico, que nos recuerda, que si ella nos falta, no estamos todos. La plaza de San Pedro, en Roma, durante siglos no ha tenido una imagen bien visible de la Virgen. Narra Juan Pablo II, que después de haberse recuperado del atentado sufrido en 1981, sentía que había que recordar ese momento doloroso y de milagro que se había vivido. De hecho, relataba también que un año antes un joven le había gritado mientras saludaba a la gente, que en la plaza de San Pedro faltaba la de la Virgen. Juan Pablo II le contestó que "la plaza no estaba completa... habrá que terminarla, habrá que terminarla..." Así las cosas, al año siguiente, en 1981, el Papa inauguraba un mosaico grande dedicado a María, Madre de la Iglesia, que se encuentra en una fachada, sobre la plaza.

Un año más, tenemos la suerte de celebrar la fiesta de María en nuestro barrio, y de sentirla cerca de nuestras vidas y nuestras casas. Ojalá ese inmenso regalo que es María, y que nuestros mayores nos han enseñado a valorar, no se pierda nunca, tengamos para ella un lugar en nuestros corazones y por qué no, también en nuestros hogares, con un mosaico o pequeña imagen, que nos recuerda como una foto, esa madre de todos que es María, la madre de Jesús, nuestro Señor.

Y como decía, el sacerdote y periodista Martín Descalzo, el amor de María no se jubila: "María -nuestra Madre la Virgen- se dedica por toda la eternidad a ser madre de los hombres. No se jubiló de la maternidad. Sigue engendrando, engendrándonos. Ejerce de madre porque tal vez es lo único -¡lo único!- que sabe hacer. ¡Y que bien lo hace!

¡FELIZ FIESTA DE NUESTRA MADRE, BAJO LA ADVOCACIÓN DE GUADALUPE!
Vuestro Párroco:
Quino 



Poema a Nstra. Sra. Virgen de Guadalupe
(Eduardo Duque Gonzalez)

Cuentan que navegantes que surcaban por la orilla, vieron tras pasar la Villa Unos luceros brillantes.
 
Retuvieron un instante, pues la luz les asombraba atracaron y bajaban, El capitán y marinos, encontrando al Dios Divino Y la Virgen soberana.

Guadalupe, bautizaron A la Virgen pequeñita que con su gracia bendita En Puntallana encontraron.

Tras ver esto, regresaron Al puerto capitalino, contaron lo sucedido, y en el pueblo, con asombro, unieron todos sus hombros Por el Icono Bendito.

Quiso la Virgen Sagrada Estar siempre en la Gomera vivir entre sus palmeras, Sus barrancos y lomadas.

Quedó triste y apenada viendo hambrunas y agonías, como padres padecían y a ELLA en llanto clamaban, llanto con el que dejaban y a sus tierras y familia.

Todos aquellos gomeros que dejaron a su Tierra, Dejaron en sus laderas a la Reina de los Cielos.
Extrañándola trajeron Su imagen, que con fervor Fue recibiendo el amor de su gente, en La Gomera Como lo recibe fuera de ésta al son del tambor.

Fue la Virgen con sus hijos, como madre, el consuelo, De todo el pueblo gomero  que encontró en Taco cobijo. Con un esfuerzo prolijo llegó la Virgen María Y ella, con alegría, Mil bendiciones desgrana,

Igual desde Puntallana

Igual desde San Matías.

 Virgen de Guadalupe (Cómplices)

NOVENAen honor de NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE                                               
 En presencia y delante de María Santísima, hecha la Señal de la Cruz, se dice lo siguiente:

Acto de Contrición

"Señor mío, Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador y Redentor mío, por ser vos quien sois, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido. Propongo enmendarme y confesarme a su tiempo y ofrezco cuanto hiciere en satisfacción de mis pecados, y confío por vuestra bondad y misericordia infinita, que me perdonaréis y me daréis gracia para nunca más pecar. Así lo espero por intercesión de mi Madre, nuestra Señora la Virgen de Guadalupe. Amén. "

Hágase la petición: …

Récese cuatro Salves en memoria de las cuatro apariciones y luego se reza la oración de cada día.

Primer Día

"¡Oh Santísima Señora de Guadalupe! Esa corona con que ciñes tus sagradas sienes publica que eres Reina del Universo. Lo eres, Señora, pues como Hija, como Madre y como Esposa del Altísimo tienes absoluto poder y justísimo derecho sobre todas las criaturas.

Siendo esto así, yo también soy tuyo; también pertenezco a ti por mil títulos; pero no me contento con ser tuyo por tan alta jurisdicción que tienes sobre todos; quiero ser tuyo por otro título más, esto es, por elección de mi voluntad.

Ved que, aquí postrado delante del trono de tu Majestad, te elijo por mi Reina y mi Señora, y con este motivo quiero doblar el señorío y dominio que tienes sobre mí; quiero depender de ti y quiero que los designios que tiene de mí la Providencia divina, pasen por tus manos. Dispón de mí como te agrade; los sucesos y lances de mi vida quiero que todos corran por tu cuenta. Confío en tu benignidad, que todos se enderezarán al bien de mi alma y honra y gloria de aquel Señor que tanto complace al mundo. Amén.

Un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria.

Segundo Día

¡Oh Santísima Virgen de Guadalupe! ¡Qué bien se conoce que eres Abogada nuestra en el tribunal de Dios, pues esas hermosísimas manos que jamás dejan de beneficiarnos las juntas ante el pecho en ademán de quien suplica y ruega, dándonos con esto a ver que desde el trono de gloria como Reina de los Ángeles y hombres haces también oficio de abogada, rogando y procurando a favor nuestro.

¿Con qué afectos de reconocimiento y gratitud podré pagar tanta fineza? Siendo que no hay en todo mi corazón suficiente caudal para pagarlo.

A ti recurro para que me enriquezcas con los dones preciosos de una caridad ardiente y fervorosa, de una humildad profunda y de una obediencia pronta al Señor.

Esfuerza tus súplicas, multiplica tus ruegos, y no ceses de pedir al Todopoderoso me haga suyo y me conceda ir a darte las gracias por el feliz éxito de tu intermediación en la gloria. Amén.

Un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria.

Tercer Día

¡Oh Santísima Virgen María de Guadalupe! ¡Qué puedo creer al verte cercada de los rayos del sol, sino que estás íntimamente unida al Sol de la Divinidad, que no hay en tu casa ninguna cosa que no sea luz, que no sea gracia y que no sea santidad!

¡Qué puedo creer sino que estás anegada en el piélago de las divinas perfecciones y atributos, y que Dios te tiene siempre en su Corazón! Sea para bien, Señora, tan alta felicidad.

Yo, entre tanto, arrebatado del gozo que ello me causa, me presento delante del trono de tu soberanía, suplicándote te dignes enviar uno de tus ardientes rayos hacia mi corazón: ilumina con su luz mi entendimiento; enciende con su luz mi voluntad; haz que acabe yo de persuadirme de que vivo engañado todo el tiempo que no empleo en amarte ti y en amar a mi Dios: haz que acabe de persuadirme que me engaño miserablemente cuando amo alguna cosa que no sea mi Dios y cuando no te amo a Ti por Dios. Amén.

Un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria.

Cuarto Día

¡Oh Santísima María de Guadalupe! Si un ángel del cielo tiene por honra tan grande suya estar a tus pies y que en prueba de su gozo abre los brazos y extiende las alas para formar con ellas repisa a tu Majestad, ¿qué deberé yo hacer para manifestar mi veneración a tu persona, no ya la cabeza, ni los brazos, sino mi corazón y mi alma para santificándola con tus divinas plantas se haga trono digno de tu soberanía?

Dígnate, Señora, de admitir este obsequio; no lo desprecies por indigno a tu soberanía, pues el mérito que le falta por mi miseria y pobreza lo recompenso con la buena voluntad y deseo

Entra a registrar mi corazón y verás que no lo mueven otras alas sino las del deseo de ser tuyo y el temor de ofender a tu Hijo divinísimo. Forma trono de mi corazón, y ya no se envilecerá dándole entrada a la culpa y haciéndose esclavo del demonio. Haz que no vivan en él sino Jesús y María. Amén.

Un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria.

Quinto Día

¿Qué correspondía a quien es un cielo por su hermosura, sino uno lleno de estrellas? ¿Con qué podía adornarse una belleza toda celestial, sino con los brillos de unas virtudes tan lúcidas y tan resplandecientes como las tuyas?

Bendita mil veces la mano de aquel Dios que supo unir en ti hermosura tan peregrina con pureza tan realzada, y gala tan brillante y rica con humildad tan apacible. Yo quedo, Señora, absorto de hermosura tan amable, y quisiera que mis ojos se fijaran siempre en ti para que mi corazón no se dejara arrastrar en otro afecto que no sea el amor tuyo.

No podré lograr este deseo si esos resplandecientes astros con que estás adornada no infunden una ardiente y fervorosa caridad, para que ame de todo corazón y con todas mis fuerzas a mi Dios, y después de mi Dios a Ti, como objeto digno de que lo amemos todos. Amén.

Un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria.

Sexto Día

¡Oh Santísima Virgen María de Guadalupe! ¡Qué bien dice a tu soberanía ese tapete que la luna forma a tus sagradas plantas! Hollaste con invicta planta las vanidades del mundo, y quedando superior a todo lo creado jamás padeciste el menguante de la más ligera imperfección: antes de tu primer instante estuviste llena de gracia.

Miserable de mí, Señora, que no sabiéndome mantener en los propósitos que hago, no tengo estabilidad en la virtud y sólo soy constante en mis viciosas costumbres.

Duélete de mí, Madre amorosa y tierna; ya que soy como la luna en mi inconstancia, sea como la luna que está a tus pies, esto es, firme siempre en tu devoción y amor, para no padecer los menguantes de la culpa. Haz que esté yo siempre a tus plantas por el amor y la devoción, y ya no temeré los menguantes del pecado sino que procuraré darme de lleno a mis obligaciones, detestando de corazón todo lo que es ofensa de mi Dios. Amén.

Un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria.

Séptimo Día

¡Oh Santísima Virgen María de Guadalupe! Nada, nada veo en este hermosísimo retrato que no me lleve a conocer las perfecciones de que te dotó el Señor a tu alma inocentísima. Ese lienzo grosero y despreciable; ese pobre pero feliz ayate en que se ve estampada tu singular belleza, dan claro a conocer la profundísima humildad que le sirvió de cabeza y fundamento a tu asombrosa santidad.

No te desdeñaste de tomar la pobre tilma de Juan Diego, para que en ella estampase tu rostro, que es encanto de los ángeles, maravilla de los hombres y admiración de todo el universo. Pues, ¿cómo no he de esperar yo de tu benignidad, que la miseria y pobreza de mi alma no sean embarazo para que estampes en ella tu imagen graciosísima?

Yo te ofrezco las telas de mi corazón. Tómalo, Señora, en tus manos y no lo dejes jamás, pues mi deseo es que no se emplee en otra cosa que en amarte y amar a Dios. Amén.

Un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria.

Octavo Día

¡Oh Santísima Virgen de Guadalupe! ¡Qué misteriosa y qué acertada estuvo la mano del Artífice Supremo, bordando tu vestido con esa orla de oro finísimo que le sirve de guarnición! Aludió sin duda a aquel finísimo oro de la caridad y del amor de Dios con que fueron enriquecidas tus acciones. Y ¿quién duda, Señora, que esa tu encendida caridad y amor de Dios estuvo siempre acompañada del amor al prójimo y que no, por verte triunfante en la patria celestial, te has olvidado de nosotros?

Abre el seno de tus piedades a quien es tan miserable; dale la mano a quien caído te invoca para levantarse; tráete la gloria de haber encontrado en mí una misericordia proporcionada, más que todas, a tu compasión y misericordia. Amén.

Un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria.

Noveno Día

¡Oh Santísima Virgen de Guadalupe! ¿Qué cosa habrá imposible para ti, cuando multiplicando los prodigios, ni la tosquedad ni la grosería del ayate le sirven de embarazo para formar tan primoroso tu retrato, ni la voracidad del tiempo en más de cuatro siglos ha sido capaz de destrozarle ni borrarle?

¡Qué motivo tan fuerte es este para alentar mi confianza y suplicarte que abriendo el seno de tus piedades, acordándote del amplio poder que te dio la Divina Omnipotencia del Señor, para favorecer a los mortales, te dignes estampar en mi alma la imagen del Altísimo que han borrado mis culpas!

No embarco a tu piedad la grosería de mis perversas costumbres, dígnate sólo mirarme, y ya con esto alentaré mis esperanzas; porque yo no puedo creer que si me miras no se conmuevan tus entrañas sobre el miserable de mí. Mi única esperanza, después de Jesús, eres tú, Sagrada Virgen María. Amén.

Un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria.

PLAN PASTORAL PARROQUIAL SAN MATÍAS (2011-2015)

"LA LABOR DE LA IGLESIA SE PUEDE PESAR, MEDIR Y CONTAR"

El próximo fin de semana, 17 y 18 de noviembre, celebraremos el Día de la Iglesia Diocesana. Víctor Oliva, sacerdote y responsable -por la delegación del Obispo Nivariense- de los asuntos económicos, aborda en nueve minutos La labor de la Iglesia, la campaña "Xtantos", etc... son algunos de los asuntos abordados...

Nueva Web Pastoral Penitenciaria en Tenerife

El desafío de la evangelización

"España atraviesa una profunda crisis que, en el fondo, sólo podrá superarse con un cambio radical de comportamientos y actitudes, con una conversión a Dios..." Así lo expuso el cardenal Rouco, arzobispo de Madrid... accede a la portada de esta quincena de la revista Alfa y Omega)

Católicos en la Vida Pública

Raúl Mayoral y Oscar Vara (Asociación Católica de Propagandistas). Con testimonios de Cristianos comprometidos en las distintas facetas de la vida pública. El tema está centrado en: "La dignidad" y su actual *tergiversación...

"UNGIDOS Y ENVIADOS... POR DIOS"

Homilía del Obispo en La Misa Crismal, celebrada en La Parroquia de La Concepción. Pidamos por Nuestros Sacerdotes, por esa Renovación de Fidelidad y Amor a Cristo...

EJERCICIOS ESPIRITUALES (SAN IGNACIO DE LOYOLA) POR INTERNET.

plan diocesano de pastoral

PROMO "PDP"

PROMO "PDP"
"Lo que hemos visto y oído, os lo anunciamos" (1 Jn 1, 3

rezando-voy

SANTA SEDE